Protección social | Fundació Privada Sant Antoni Abat
16141
page-template-default,page,page-id-16141,page-child,parent-pageid-16137,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Protección Social

Servicio de tutela

El objetivo de la tutela es el apoyo, protección y garantía de los derechos, personales y patrimoniales,  de las personas incapacitadas o en proceso de incapacitación. La incapacitación es un proceso judicial que, mediante una sentencia, reconoce que alguien no tiene capacidad de valerse por si misma. La entidad tutelar debe proteger los derechos de la persona y velar por todos los ámbitos y aspectos en que no puede desarrollaese por si misma, y también de sus bienes.

 

La tutela puede ser instada por los tutores actuales, mayoritariamente familiares directos de la persona incapacitada, que deciden que en el futuro, cuando no puedan hacerse cargo de su allegado, sea el servicio de tutela quien acepte el cargo tutelar. En otros casos, es el mismo individuo quien prevé una pérdida de capacidades personales y quiere asegurar la propia calidad de vida en un futuro.

 

Para garantizar los derechos de la persona tutelada, la Fundació Sant Antoni ofrece una atención integral por parte de varios profesionales. El área social presta atención directamente a las personas tuteladas, y vela por el bienestar de su día a día, y el del futuro. Los bienes de las personas tuteladas son gestionados por administrativos y economistas, mientras que un abogado realiza el asesoramiento y el seguimiento de los aspectos jurídicos que afectan a la persona incapacitada. La Fundació Sant Antoni Abat está reconocida como entidad tutelar para personas mayores por la Generalitat de Cataluña.

PROSUP (Protección y Apoyo)

La Fundació Sant Antoni Abat ofrece también el servicio PROSUP (Protección y Apoyo) para personas mayores con o sin capacidades modificadas. Se trata de un servicio que se podría calificar de autotutela: la persona usuaria (o bien la familia) solicita el servicio para la protección de los derechos personales, ya sean sociales, sanitarios, patrimoniales u otros tipos. Se ofrecen visitas semanales (mínimo un día) por parte de los profesionales de la Fundació, acompañamientos (visitas médicas, gestiones bancarias, etc.), transporte social para personas con dificultades de movilidad y, si es necesario, asesoramiento jurídico para trámites.