Fundació Privada Sant Antoni Abat | Historia de la Fundació
16214
page-template-default,page,page-id-16214,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Historia de la Fundació

La Fundació Privada Sant Antoni Abat tiene una larga historia. Una historia que empieza en la edad media, que llega hasta nuestros dias y que se proyecta de manera renovada hacia el futuro.

 

En las siguientes páginas podreis leer sobre los episodios más relevantes de esta trayectoria al servicio de las personas.

Orígenes

El hospital de pobres enfermos de Sant Antoni Abat se fundó en fecha desconocida. La noticia más antigua que se conoce, es de unos legados que le hizo en su testamento en el año 1358 el Señor de la Cuadra de Cortei, Guillem de Cortiello.

 

También se conoce la existencia de un hospital, llamado de “Peregrinos de San Francisco” o de Santa Gertrudis, éste en la parroquia de la Geltrú, fundado por testamento de Guillem de Manresa el 22 de septiembre de 1260. El año 1691 los enfermos de este centro, a causa de la escasez de sus rentas, cerró, y sus enfermos fueron trasladados al de Vilanova.

Administración

De esta manera subsistió hasta el siglo XV, en que por aumento de la población, y más complejidad en la administración del hospital, fue necesaria una organización más completa, escogiendo administradores.

 

Los administradores, que llevaban la dirección económica de los hospitales, eran escogidos por el Rector de la Parróquia San Antonio Abad y el Ayuntamiento de Vilanova y la Geltrú entre los residentes de la población, consideradas personas notables, por su competencia y honestidad hasta el año 1716 en que el Rey Felipe V con el Decreto de Nueva Planta, abolió todos nuestros privilegios e instituciones populares.

 

Desde el año 1716 al 1800, la elección se hacía normalmente en la Iglesia Parroquial, en la que reunidos: el Rector, dos o tres regidores y un administrador del Hospital, en representación de los dos restantes, proponían sus candidatos, ocupando el cargo de nuevo administrador, en lugar del cesante, el que entre los propuestos salía elegido por la suerte.

 

A partir del 1800, la Administración del Hospital se vió aumentada y ampliada por el Gobierno, por el que decretaba que pasaran a nombrarse “Junta Provincial de Beneficencia” integrada dentro de la administración local.

 

El 22 de julio de 1913, recibe el hospital, oficio de la “Junta de Beneficéncia”, trasladando la Orden del Ministerio de Gobernación, en la que se dispone que el Hospital San Antonio Abad sea clasificado como Fundación Benéfica Particular.

 

Después de cumplir con los trámites de la documentación que tuvo que presentarse para regularizar la clasificación, por la Real Orden del 15 de marzo de 1916 del Ministerio de Gobernación, se fija la composición del Patronato que queda formada por:

 

  • Presidente: El Alcalde de la Ciudad
  • Vicepresidente: El Arcipreste de la Parróquia San Antonio Abad
  • Regidor Síndico y cuatro vecinos, nombrados por el Ministerio segun terna presentada por el propio Patronato.

 

Posteriormente, y con tal de adaptar los Estatutos a lo que dispone la Ley 1/1982 del 27 de mayo de 1982 de la Generalitat de Catalunya, éstos fueron modificados, sin sufrir ninguna modificación la composición del Patronato.

 

Las siguientes modificaciones se hicieron en el año 1991, el año 1996, el año 2003 y el año 2011, con tal de adaptarse a la legislación vigente.

 

Ver Estatutos (ordenados cronológicamente).

Ubicación

Conocer dónde se ubica el Hospital es imposible.

 

Lo que sí puede asegurarse es que por los alrededores del año 1600, estaba en extramuros, cerca del Portal de Rosell, instalado en la actual esquina de la calle Marqués y Plaza de San Antonio.

 

El foso de la Parróquia estaba entre la actual calle de la Bomba, al lado de la fachada de poniente de la Iglesia de San Antonio Abad y el huerto del Hospital.

 

Al trasladar el Portal de Rosell hasta la actual calle Santa Ana, el edifício del hospital queda dentro de muros teniendo acceso por la actual calle de los Estudios, actualmente número 1, hasta el 30 de marzo de 1847 que se traslada al exconvento de los padres Carmelitas.

 

La asistencia a los enfermos, que en principio estaba a cargo del Hospital, pasa a serlo de las hermanas de la Caridad, hasta que en 1850 lo es por las hermanas de la Purísima Concepción.

 

Queda ubicado en este edificio, con las modificaciones y ampliaciones, que se explicitarán hasta el 30 de marzo de 1853, en que despues de la adaptación del edificio, fue trasladado al antiguo Convento de los Carmelitas Descalzos, lugar que con las debidas transformaciones y ampliaciones, ocupa en la actualidad.

Sostenibilidad

En sus inicios, la economía del Hospital, se basaba fundamentalmente en limosnas recogidas de la misma parroquia y los dias festivos en que se recaudaba en la propia villa, legados, donativos y frutos de censales.

 

Fue cuando el Hospital, por el crecimiento de la población, y el aumento de sus necesidades, que los administradores se vieron obligados a buscar nuevas fuentes de financiamiento.

 

Y estas fuentes fueron varias, algunas coincidiendo en el tiempo, y otras que nacieron y desaparecieron, segun las circunstancias.

 

Así encontramos los archivos del Hospital, en lo referente a ingresos y gastos, que existen desde el año 1700, las partidas más notables son:

 

  • Limosnas, legados y censales que se mantienen a lo largo de la historia, en mayor o menor intensidad hasta prácticamente a mediados del siglo XX.
  • Venta de vino, desde aproximadamente 1730 a 1830, con un fuerte incremento entre 1790 y 1800, el vino que era comprado, en parte era exportado a las colonias, principalmente a la Habana, Rio de Plata y en general a América del Sur, el transporte se hacía con barcos de la costa catalana, principalmente Sitges y Vilanova y la Geltrú, muchas veces sin cargo para las fletas.
  • Es a partir de 1806 que empiezan a surgir ingresos por estancias de los militares, producto de bailes, funciones teatrales y alquileres de las propiedades del hospital. Se mantienen igual las limosnas hasta mediados del siglo XX, dejado las estancias que pasan a ser privados, mutuas y Seguridad Social y alquiler de propiedades que se mantienen hoy en dia.
  • Otra actividad productiva comienza alrededor de 1820. Se trata de la recogida de racimos, bien comprando los derechos o legados, por caridad, por el propietario, y vendiéndolos o haciendo vino tambien para vender. Esta actividad se mantiene unos quince años.
  • En 1858 dentro de las fiestas de Carnaval, se organiza la Cabalgata Benéfica a favor del Hospital. Subsistió con más o menos resultado hasta el año 1936.
  • El dia 30 de mayo de 1878, los administradores del Hospital, junto con la Casa de Amparo y el Patronato de Pobres, forman la Empresa de Coches Fúnebres, que representa otra fuente de ingresos para estas Instituciones. Continuó la empresa hasta el año 1962, en que el Ayuntamiento de Vilanova y la Geltrú acordó que el traslado de cadáveres fuera sustituído por furgones automóbiles que el Hospital no podía afrontar.
  • El dia 29 de junio de 1894, se inaugura la instalación de los baños “La Caridad” en el Paseo del Carmen, de Vilanova y la Geltrú, comprado por el Hospital, Casa de Amparo, Patronato de Pobres y Sala de Asilo, tambien para conseguir fuentes para las entidades. El año 1915 fue trasladado al Paseo del Carmen de Ribes Roges, al lado de la Torre. Subsistió hasta el año 1936.
  • Por estas fechas, 1887, se compran prensas de vino, y barcazas para la carga de las naves fondeadas en nuestra rada, cuyos alquileres dieron sus beneficios, aunque por circunstancias ajenas al Hospital fueron de corto plazo.
  • Durante la guerra civil, convertido en asilo (el Hospital de Sangre estaba en la Casa de Amparo), sus ingresos procedían basicamente de festivales benéficos, estancias de enfermos y aportaciones del Ayuntamiento de Vilanova y la Geltrú.
  • Despues de la guerra civil, los ingresos más relevantes eran limosnas, festivales, tómbola y rentas del patrimonio (alquileres y réditos).
  • En el año 1944 contrato con la Seguridad Social (oficio del Instituto Nacional de Previsión” Servicio “Seguro de Enfermedad” del 6 de noviembre de 1944), el Inspector Médico de la zona Dr. Pedro Soler Bertot, se interesa en conocer con que condiciones serían admitidos en el Hospital, los casos de urgencias entre asegurados y beneficiarios de la “Caja Nacional del Seguro de Enfermedad”.

 

No fue entonces hasta la primera mitad de los años 70, en que el Hospital se integra dentro de la red de entidades colaboradoras con la Seguridad Social. Ver datos de la XHUP, contratos CatSalut.

 

Con fecha 1 de enero de 2009, la Fundación Hospital Comarcal San Antonio Abad firma un acuerdo de cesión de todos sus derechos y obligaciones con el Consorci Sanitari del Garraf, por un periodo de 30 años, respeto a la actividad sanitaria que ofrecía hasta la fecha.

 

A partir del 1 de enero de 2009 las fuentes de financiación son:

 

  • Subvenciones del “Mytic”
  • Subvenciones del “Micinn”
  • Subvenciones de la Generalitat, Ayuntamientos
  • Subvenciones / Ayudas con Entidades Financieras, Empresas Comerciales
  • Donativos de Empresas Comerciales y Particulares
  • Convenios con el Consorci Sanitari del Garraf y con el Consorci de Serveis a les Persones.
  • Alquileres de las propiedades de la Fundación
Obras, Remodelación del Hospital (Fundación)

El Hospital se fue ampliando, según transcurría el tiempo y aumentaban sus necesidades, y la disponibilidad económica permitía hacerlo, así en el siglo XVII. El edificio, que recordemos esta en la actual calle de los Estudios, contaba con dos salas con ocho camas de hierro para los hombres, y seis en la sala de mujeres, además de una habitación para la familia que servía, y la Capilla, que fue bendecida en el año 1664.

 

El día 8 de junio de 1669, murió la señora María Garí Roig, viuda de Ramon Gari, dejando como heredero universal al Hospital, con esta aportación y otras entre 1730 y 1735, se amplía el Hospital construyendo dos amplias salas con unas veinte camas cada una, y otros locales para el servicio del Establecimiento.

 

La capilla bendecida en el año 1664, fue alargada y renovada el año 1804 con una relación de propiedades del Hospital, hecha por los administradores de aquella época:

 

“La casa o Edificio del hospital con su huerta interior, tiene cuatro puertas abiertas a la calle, que se nombra Arrabal de San Antonio subiendo por la parte de la Iglesia Parroquial se encuentra la primera puerta, es la Capilla, la segunda es la puerta de entrada al Hospital, la tercera es una accesoria y la cuarta es la que se entra o sea Cellé. No se encuentran documentos de quien la dejó ni de su fundación”.

 

Traslado al convento de los Carmelitas Descalzos, exclaustrados los Carmelitas el año 1835, el Ayuntamiento de Vilanova y la Geltrú solicita su cesión para trasladar el Hospital, cosa que fue concedida por Real Orden de 8 de mayo de 1847.

 

Después de desalojar la Milicia Urbana, que ocupaba el edificio y de condicionar los locales de 30 de marzo de 1853 fueron trasladados los enfermos.

 

En el primer piso existen dos extensas salas con 20 camas cada una, una sala de administración además de las habitaciones necesarias para el servicio del Establecimiento.

 

Los dormitorios de las religiosas se establecían en el segundo piso.

 

En la planta baja se ubicaron las oficinas y una sala para enfermos por si fuera necesaria.

 

Después del traslado al ex – convento de los Carmelitas Descalzos, conocido por los Josepets, la ampliación más importante tuvo lugar entre los años 1883-1887.

 

El día 7 de abril de 1887 se inauguró el pabellón de distinguidos. El pabellón inaugurado es el que hace unos años con capacidad de 11 camas en cámaras de una o dos camas, era conocido como el anexo, que después se haría servir como dormitorios de médicos.

 

Hace falta nombrar también el pabellón de estilo modernista, que en el año 1907, se construyó en el extremo occidental del edificio del convento, proyecto del arquitecto Sr. Font Gumà, y pagado en su totalidad por el Sr. Eliseo Oliver de Ballester. Depositario de la Junta Administrativa y de Mosén Cristofol Roig, capellán del Hospital.

 

El parque sanitario situado en la calle Sant Magí, fue construido en el 1890, con el fin de instalar una estufa de desinfección de vapor cedida por Josep Ferrer Vidal Soler.

 

El Patronato de Pobres al lado del Hospital, con fachada a la calle Sant Magí, inaugura en el año 1864, su actividad con apertura de la cocina y comedores públicos, asistido, como el Hospital para las Religiosas Concepcionistas.

 

La primera cocina se encendió por primera vez el 29 de octubre de 1864, la segunda, más grande y capaz para 300 raciones se inaugura el día 1 de noviembre de 1901.

 

Durante la guerra civil, el responsable del Hospital Josep Bangui, conocido por el “Peles”, se entregó en cuerpo y alma, y dentro de las pocas posibilidades de que disponía, da una nueva estructuración a algunas salas y pone mosaicos casi en toda la casa.

 

Acabada la guerra civil, en 1939, sus instalaciones pasaron a depender de la “Organización Nacional del Auxilio Social”.

 

El año 1946 se inaugura una sala de operaciones, porta literas y aparatos de rayos x. Fruto de la campaña benéfica de Radio Vilanova, a través de la emisión del “Lalo”.

 

Poco después de 1949 se inaugura una sala de infancia, una área de rehabilitación y una piscina para la recuperación de la infancia atacada por la poliomielitis, que tantos estragos provocó por aquellas fechas.

 

El año 1973, se inaugura el área de maternidad, compuesta de cinco habitaciones, una sala de partos y el nido, en un pabellón de nueva planta, tocando a la calle de Sant Magí.

 

El año 1975, ocupando un edificio aislado con un extremo de los jardines del Hospital, se inauguró la Escuela de Ayudantes Técnicos Sanitarios, con profesorado del propio centro, de donde salieron tres promociones, que además de proporcionar la posibilidad de estudiar una carrera con cierta comodidad, a los jóvenes de la ciudad y la comarca, fueron la semilla que formó la plantilla actual del Hospital. Al pasar todas las Escuelas de ATS a ser Escuela Universitaria, y aumentar la exigencia de dotación de infraestructura, se obligó como otros a suspender su actividad.

 

El año 1976 se instala un aparato de radiología.

 

El año 1979 se construye la nueva cocina nueva, en el mismo lugar donde estaba la anterior, aunque aumentando su superficie.

 

El mismo año 1979, se inaugura la ampliación de la maternidad, que pasa a tener 30 camas. Posteriormente con la creación de Cirugía Ortopédica y Traumatológica, este servicio pasa a ocupar una parte de estas camas.

 

En 1980 se amplía el servicio de Rehabilitación.

 

En 1984 se inaugura la segunda planta de hospitalización, sobre la planta de Maternidad, destinada ésta a Medicina Interna y Cirugía.

 

En 1998, se inauguró la nueva área quirúrgica, compuesta de salas de esterilización, reanimación y dos quirófanos.

 

En el año 1991 se remodela la unidad de obstetricia y ginecología con su área quirúrgica, formada por sala de exploración, dos habitaciones para dilatación, un quirófano y una sala de partos.

 

El año 1994 se inaugura el Servicio de Hemodiálisis, con catorce monitores.

 

El año 1995 Obras de remodelación y traslado de los servicios de urgencias y radiología.

 

El año 2001 Obras, remodelación y traslado del servicio de farmacia.

 

El año 2002 obras, remodelación y traslado de los vestuarios del personal.

 

El año 2003 obras y remodelación del área de Cirugía Mayor Ambulatoria.

 

El año 2004 obras y remodelación del área de Cafetería y Comedor del Personal

 

El año 2005 Obras y remodelación en la Unidad 1, 2, y 3. Equipamiento de las áreas de urgencias y CMA (Cirugía Mayor Ambulatoria), además de equipamiento de diferentes servicios (Radiología, Urgencias, Diálisis, Otros, …)

 

Años del 2006 al 2008 obras, remodelación y equipamiento de otras dependencias del Hospital.

Historia de la Atención a los Enfermos

Inicialmente, tanto la parte económica como la asistencia a los enfermos, iba a cargo de una familia particular que vivía en el mismo hospital.

 

Continuó así hasta el año 1817 en que vino de Barcelona, la hermana Antonia Fabregas y con otras doncellas que vistieron los hábitos se encargaron del servicio hasta el día 15 de abril de 1858 en que fueron sustituídas por las hermanas de la Purísima Concepción.

 

La dirección del Hospital estaba al cargo generalmente de un sacerdote.

 

La asistencia facultativa iba a cargo de médicos de la localidad. Normalmente el número de médicos era de dos y uno o dos los cirujanos, que bien o se volvían o acudían los dos pasando visita a los enfermos y atendiendo despues sus actividades privadas.

 

Continúa en codiciones parecidas, hasta los primeros años de los 70, en que la atención de enfermería, que hasta entonces iba a cargo de las religiosas, pasa a manos de personal titulado bien sea religioso o laico.

 

Por los alrededores del año 1980 se jerarquiza el cuerpo médico creando los servicios de Medicina Interna, Cirugía, Tocoginecología, Traumatología, Anestesia y Reanimación, con dedicación completa de su cuerpo médico.

Epidemias

El año 1652 se presentó la peste en Vilanova, el Hospital se convirtió en “lazareto”, enterrando las victimas en un cementerio que se improvisó al efecto.

 

Los apestados de la Geltrú los llevaban a la Ermita de San Cristobal, enterrándolos a su lado. Cogió tal virulencia la epidemia, que al año siguiente murieron 185 personas, 136 de ellas de Vilanova y 49 de la Geltrú, entre los muertos estaban el cirujano Juan Urgellés y la Sra. Magdalena Ballester, que eran de las personas que con más asiduidad cuidaron de los contagiados.

 

El año 1854 se declara en Vilanova la epidemia de colera-morbo.

 

El dia 7 de agosto de ese año, se acuerda establecer “lazaretos” en la caserna (las tropas de guarnición fueron trasladadas al Salón de Baile), montando una tienda de campaña en la plaza por el mismo fin.

 

El número de defunciones fueron por agosto, 319 personas de Vilanova y 136 de la Geltrú, y por septiembre 283 y 87 respectivamente, llegando a un total de 899 muertos durante todo el tiempo que duró la epidemia.

 

El Dr. Isidro Parellada, murió durante la epidemia por contagio.

Actividades Sociosanitárias

En 1986, como respuesta a la necesidad de atención integrada a las personas mayores, nace en Cataluña el programa Vida a los Años. El programa, dependiente del Departamento de Sanidad y Seguridad Social de la Generalitat, introduce por primera vez el concepto de asistencia sociosanitaria.

 

Ésta incluye la prestación conjunta de servicios sociales y prestaciones sanitarias, orientadas haciala prevención de la cronificación, el aumento de la salud en los ancianos y la rehabilitación o reestablecimiento de la salud.

 

De acuerdo con este nuevo concepto asistencial, en el año 1989 la Fundació Hospital Comarcal Sant Antoni Abat (FHCSAA) inicia su actividad sociosanitaria concertando 45 plazas de larga estancia en el antiguo pabellón convento.

 

En este periodo el Servei Catalá de la Salut a traves del Plan de Salud en Cataluña puso de manifiesto la necesidad de reordenación de la asistencia hospitalaria del Garraf para mejorar la calidad estructural y asistencial, eliminar duplicidad de servicios y conseguir un saneamiento del déficit económico.

 

Como producto de esta reordenación en el año 1993 se firmó un convenio entre los hospitales de San Camilo y de San Antonio denominado Pacto de Coordinación Sanitaria del Garraf.

 

En este pacto se determinó que el Hospital Comarcal de San Antonio Abad seria el centro de referencia en lo concerniente a recursos dirigidos a la asistencia de los pacientes sociosanitarios de la comarca del Garraf.

 

Traslado de agudos, servicios de Medicina Interna, Cirugía y Traumatología el año 1997 al Hospital Residencia San Camilo.

 

Traslado de Maternidad el año 2000 al Hospital Residencia San Camilo.

 

Unificación de hospitales, Fundació Hospital Comarcal Sant Antoni Abat y Fundació Hospital Residencia Sant Camil en el año 2009; constituyendose el Consorci Sanitari del Garraf, iniciando la actividad asistencial el dia 1 de enero de 2009.

L'Abans

Extracto de “L’Abans de Vilanova i la Geltrú. Recull gràfic 1873-1965”, d’Anna Lleó.

 

Título: El Hospital de pobres enfermos de San Antonio Abad

 

El año 1817 se crea la institución de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl, que se ocuparon del hospital como substitución del hospitalero hasta el 1858, cuando se hicieron cargo las religiosas misioneras de la Inmaculada Concepción. El hospitalero con su familia, vivía en el mismo hospital para cuidar de él. Cinco años antes el hospital había sido trasladado al antiguo convento de los Carmelitas Descalzos, exclaustrados en el año 1835. El edificio, hasta el momento ocupado por la Milicia Urbana, constaba de dos salas comunes con capacidad para cuarenta camas, salas de juntas, habitaciones de la comunidad religiosa en el segundo piso, servicios administrativos en la planta baja, enfermería y guardaropa. El año 1887 se inauguró la ampliación de las instalaciones con el Pabellón de Distinguidos, una sala de operaciones y ocho habitaciones individuales, cuatro por sexo. El Parque Sanitario, situado en la calle de Sant Magí, se creó el 1890, para la instalación de una estufa de desinfección con vapor, cedida por Josep Ferrer-Vidal Soler.

 

A lo largo de los años, la supervivencia del hospital dependía de la caridad: limosnas recogidas en la parroquia, recaudaciones en la villa, censales, legados y los donativos de muchos benefactores de la villa. A lo largo de los siglos XIX y XX, con el crecimiento de la población y, consecuentemente, con una mayor necesidad del hospital, nacieron nuevas iniciativas de cariz benéfico, como la organización de rifas para Navidad de un pavo y de un cordero para Pascua, destinadas a la recaudación de fondos para la ampliación y mejora de las instalaciones hospitalarias, con la dotación de salas para infecciosos y más atención a enfermos pobres. Cada año, del 1858 al 1936, el domingo de Carnaval se llevaba a término una cabalgata benéfica con la que tambien recogían donativos. De hecho, los jardines Apolo se construyeron en terrenos propiedad del hospital con el objetivo de organizar bailes y fiestas benéficas. También obtuvo beneficios con la venta de vino de mediados del siglo XVII hasta mediados del siglo XIX y, a partir de 1806, con las estancias de militares y con los alquileres de las diversas propiedades que el hospital tenía en la villa.

 

A partir del año 1864 se fundó el Patronato de Pobres, con cocina y comedores públicos asistidos igualmente por las religiosas concepcionistas. Funcionó hasta el fin de la Guerra Civil, momento en que pasó a depender de la Organización Nacional de Auxilio Social. En 1875, la Casa de Amparo se convirtió en uno de los tres centros benéficos locales que, a la vez, el año 1875 creó la empresa de Coches Fúnebres, en funcionamiento hasta el año 1962.

 

Durante la guerra civil, el hospital se convirtió en asilo. El Hospital de Sangre se ubicó en la Casa de Amparo, probablemente por su localización de fácil acceso. Despues del conflicto bélico, la institución hospitalaria subsistió de las limosnas, festivales, tómbolas, rentas del patrimonio, y de la campaña benéfica organizada por Radio Vilanova, que permitió la inauguración el año 1947 de una sala de operaciones y de un aparato de rayos X y, en el año 1949, de una sala de infancia, un area de rehabilitación y una piscina para la recuperación de la poliomielitis.

 

Título: Radio Vilanova. Campañas de Beneficencia para el Hospital.

 

Por medio de los conocimientos que el profesor Enric Calvet Pascual de la Escuela Industrial empezó a transmitirse a partir del año 1915 a Josep M. Cucurella Xicola parece que nació en él un gran interes por la radio

 

Despues de volver de Francia, donde amplió sus estudios de física aplicada, empezó a emitir con caracter de pruebas. Enric Harris, compañero de trabajo de la Pirelli, fue su colaborador. Sin darse cuenta que eran muchas las personas que lo seguían, vió que el proyecto de crear una radio para la villa iba tomando forma. Montaner, que tenia un negocio de artículos de radio en la antigua calle Progreso, le propuso instalar en mejores condiciones la primitiva emisora en su tienda.

 

Al cabo de pocos dias se empezó a emitir diariamente con una difusión bien limitada. La emisión se inició durante la Feria de Noviembre de 1932 y se continuó con discos musicales y anuncios. Éstos últimos se improvisaron a menudo imitando a el Turesqui, personaje de Radio Barcelona. Se escucharon una gran variedad de programas emitidos por locutores espontáneos que participaban de manera voluntaria. Así fue como a principios de 1933 se pensó en crear una emisora de más abasto mediante la formación de una sociedad, entre los cuales figuraba J.M. Cucurells, Montaner, A. Caba, A. Cabanyes, Ferran Castany, etc…. J. M. Cucurella fue nombrado director técnico. En aquellos años se cambió de local y se pasó a la Rambla de Francesc Maciá.

 

Con la guerra civil, la emisora no fue clausurada, aunque recuperará una cierta normalidad el año 1943, cuando Josep M. Cucurella dejó su cargo. Entre los locutores, hace falta destacar M. Carmen Fernandez, Serra Noves, Ferran Cassany, Candelària Simon, Núria Fraire, Josep Ayós,…

 

Fue durante aquellos años que adquirió mucha trascendencia un programa benéfico llevado a término por Josep Antoni Serra. Su experiencia como actor amateur lo llevó a crear un personaje infantil llamado LALO. Él hacía la voz del niño cada domingo a la hora de comer, con tal de recaudar fondos para un hospital de posguerra falto de recursos. Su estilo simpático hizo que los vilanovinos se volcaran generosamente. Luis Solanell que colaboró muy estrechamente, recuerda las largas listas que se hacían de donativos. De aquella época, también destacan las tómbolas que el mismo Lalo organizaba en unas pequeñas casetas de madera situadas en la Rambla, hasta que pasaron a un nuevo local. En los años cuarenta la Radio fue adquirida por diferentes propietarios, hasta que en los cincuenta fue del grupo Rato y adoptó el nombre de Radio Penedes.

 

El año 1817 se crea la Institución de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl.