El voluntariado de la Fundació participa en el curso para asociaciones ‘Ponte las Gafas Interculturales’ | Fundació Privada Sant Antoni Abat
17669
post-template-default,single,single-post,postid-17669,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El voluntariado de la Fundació participa en el curso para asociaciones ‘Ponte las Gafas Interculturales’

El voluntariado de la Fundació Sant Antoni Abat ha participado recientemente en el curso «Ponte las Gafas Interculturales», que organizan el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú, la Fundación Surt y el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Catalunya, con la colaboración de la Fundació Sant Antoni. Uno de los objetivos de este curso es la lucha contra los falsos rumores que atribuyen más ayudas sociales a la población inmigrada por el solo hecho de serlo. Al acabar el curso, la persona referente de voluntariado social de la Fundació, Estrella Rubio, junto con los voluntarios Francesc Ayala, Isabel Redondo y Rafael Díaz, han participado en una entrevista y  han explicado la tarea de la entidad y la experiencia del voluntariado.

Estrella Rubio recordó que la Fundació Sant Antoni ya es centenaria, y que sus objetivos han ido cambiando, “pero siempre atendiendo a las personas vulnerables, especialmente a las personas mayores”. Explicó que el voluntariado de la Fundación tiene tres vertientes: social, pastoral y penitenciario, y también expuso los diferentes servicios que presta la entidad, entre ellos el proyecto de Ayuda a Personas en Riesgo de Exclusión Social (APRES), con una vivienda temporal, que ya ha cumplido dos años de vida; el servicio de tutela para gente mayor; el programa de terapia multisensorial e investigación para personas afectadas por diferentes dolencias, actualmente dedicado a la fibromialgia; y la participación en los proyectos Timol y Tráfico para la inserción laboral de personas con diversidad funcional, entre otras.

En cuanto al voluntariado, Francesc Ayala recordó que los voluntarios y voluntarias ”somos un grupo de personas que dedicamos voluntariamente nuestro tiempo de manera altruista y por compromiso  personal hacia las personas que nos necesitan. El voluntariado es abandonar nuestra situación de confort, es entender que hay personas que necesitan nuestro apoyo y también nuestro cariño. Dedicar dos o tres horas a la semana puede resultar insignificante, pero sumadas las horas de todos los compañeros y compañeras, tiene su importancia”. Ayala explicó que “a veces, más que hacer, tenemos que estar, que la persona sienta nuestra presencia, nuestra compañía». Además destacó el fenómeno de personas de orígenes y culturas diversas que también hacen voluntariado, cosa que, a parecer suyo, “nos enriquece” y “nos hace ver que los valores del voluntariado son compartidos por personas de orígenes y condiciones diversas”.