Voluntariado | Fundació Privada Sant Antoni Abat
16143
page-template-default,page,page-id-16143,page-child,parent-pageid-16137,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Voluntariado

El pequeño gesto de dar parte de nuestro tiempo a los demás de manera altruista nos ayuda a progresar y a crecer como personas. El Grupo de Voluntariado Social de la Fundació Sant Antoni Abat, conjuntamente con el Consorci Sanitari del Garraf i Alt Penedès, gestiona los voluntarios que dan apoyo emocional y personal a los pacientes ingresados en el Hospital de Vilanova. Este apoyo actúa como complemento a la familia y a los profesionales sanitarios, sin sustituir en ningún momento sus funciones. El voluntario o voluntaria actúa siempre bajo la supervisión, coordinación y autorización del personal sanitario.

 

Entre otras tareas, el voluntario escucha, conversa y pasea con la persona ingresada. Colabora en el proceso de adaptación al centro y da apoyo emocional y afectivo. Además, también puede ayudar a mejorar el nivel de autonomía del paciente. Algunas tareas son la lectura conjunta, la distracción con juegos recreativos, etc. También acompaña al usuario en trámites diversos. Igualmente, los voluntarios colaboran en las actividades lúdicas y recreativas organizadas durante las fiestas más tradicionales (Navidad-Reyes, Tres Tombs, Carnaval, Sant Jordi, etc.)

 

El objetivo del voluntariado de un centro sanitario es acompañar y ayudar a potenciar la autoestima de las personas ingresadas, haciendo que no se sientan solas y que se sientan comprendidas y escuchadas. En definitiva, romper la rutina y ayudar a dar sentido a su vida.

 

Por otro lado, la Fundación acoge alumnos de ESO que cursan la asignatura Aprendizaje y Servicio. La puesta en marcha de esta materia, que desde el curso 2019-2020 es obligatoria en cuaeto curso de ESO, quiere promover que los alumnos experimenten y protagonicen acciones de compromiso cívico, aprendan en el ejercicio activo de la ciudadanía, y pongan en juego sus conocimientos y capacidades al servicio de la comunidad. En la Fundació, los y las alumnas han participado en actividades con las personas ingresadas en el Hospital de Sant Antoni, con el acompañamiento y supervisión del servicio de voluntariado, con resultados muy satisfactorios.

PROYECTO VIA

La Fundació ha sido reconocida por el Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya como entidad colaboradora en el ámbito del voluntariado de centros penitenciarios. La Fundació impulsa el proyectp VIA (Voluntariado de Internos y Liberados) para capacitar, seleccionar y formar personas voluntarias que trabajarán en varios proyectos, tanto en el interior de los centros penitenciarios como en los recursos externos que la entidad tiene para la reincorporación de las personas liberadas a la sociedad.

 

En el interior de las prisiones, y siempre bajo las directrices de los equipos de tratamiento, el voluntariado acompaña los internos en su proceso de reinserción y utiliza la escucha activa para ayudar a la reflexión y la motivación del cambio. Complementa el apoyo al entorno familiar y personal, canaliza la ansiedad del interno y lo dota de instrumentos que le permitan hacer frente a entornos hostiles. Igualmente, le ayuda en la manifestación de sus sentimientos y emociones y, a través de la reflexión conjunta, intenta analizar el origen y las causas que lo han llevado a estar privado de libertad. El objetivo final es que sea capaz de diseñar modelos alternativos para el futuro.

 

En el exterior, los voluntarios de la Fundació participan en dos proyectos propios de la entidad: el APRES (Ayuda a Personas en Riesgo de Exclusión Social), que ofrece plazas en una vivienda de uso temporal a personas que han obtenido la libertad y no disponen de red social o familiar que los pueda ayudar en la fase inicial de incorporación a la sociedad; y el servicio de Información y Apoyo Penitenciario. Está dirigido tanto a personas que tienen que ingresar en un centro penitenciario como sus familias. Se ofrece atención e información a través del teléfono o presencialmente para intentar paliar la desazón que supone el ingreso a la prisión, agravada a menudo por el desconocimiento o la carencia de información.